231 Front Street, Lahaina, HI 96761 info@givingpress.com 808.123.4567

Tous, sinónimo de familia, joyas y un nuevo mercado en Estados Unidos

Ya con más de medio siglo como pareja, los Tous nos dan señas de su complicidad y sintonía ante los medios de comunicación. Para muchos, su primera joya fue de la marca Tous y la obtuvieron aún cuando eran pequeños, eso tan solo reafirma que está empresa ha sabido adaptar sus diseños a las personas, pues han ido más allá de tan solo una moda pasajera.

La fórmula del éxito

Esto es algo que los Tous tienen bien en claro y se trata del “Trabajo, trabajo y más trabajo” pero sobre todo en equipo. Y para ellos ha resultado de la mejor manera, en familia. Inicialmente fueron los fundadores y padres de Salvador, la familia Tous.

Luego el matrimonio conformado por Salvador y Rosa y, ahora se encuentra la tercera generación constituida por sus cuatro hijas Alba Tous, Marta, Laura y Rosa. En la actualidad todas se encuentran implicadas directamente con el negocio familiar.

Señala Rosa Tous: “Lo hemos vivido desde pequeñas, desde que tenemos uso de razón. Mis padres siempre nos han involucrado en lo que hacían y nos han inculcado la continuidad y el relevo generacional”, quien acompaña a sus padres en el transcurso de su entrevista a los medios, donde además puntualizó datos que son relevantes sobre su historia familiar.

“Todo lo que hemos hecho ha sido siempre por y para la familia”, acotan sus padres. “Somos una familia trabajadora, emprendedora y teníamos un sueño. Hemos trabajado con pasión y rigor para conseguir lo que TOUS es hoy, una marca lifestyle de lujo asequible. Aunque nos hemos ido encontrando sobre la marcha con esta situación. Nunca pensamos que llegaríamos tan lejos”.

Un dúo dinámico: Familia – empresa

La pareja Tous considera que ha sido una garantía de éxito el hecho de que todas sus hijas se encuentren involucradas en el negocio para darle continuidad. Comentan que al menos 8 de cada 10 empresas familiares no tienen la posibilidad de llegar a la tercera generación, ellos no sólo han podido superar dicha estadística y en esta, su tercera generación, se encuentran más consolidados que nunca.

No se trata de una tarea sencilla afrontar el traspaso de poderes y de negocio entre las generaciones sin que se vea afectado su buen funcionamiento. La crisis económica que se ha vivido durante los últimos años ha propiciado que innumerables empresas se hayan visto obligadas a cerrar sus puertas para siempre, y en muchos de estos casos, luego de décadas al frente de un negocio familiar.

A tales afirmaciones, Rosa comenta: “Una joya siempre está asociada a un momento de la vida con valor sentimental y esto es lo que creemos que ha salvado al sector”, aseguran. “Vendemos un producto de ilusión, estamos presentes en los momentos más importantes de la vida de las personas”. Quizás ésta sea la razón por la que el sector de la joyería y su empresa, en particular, han venido triunfando a pesar de la crisis. Su producto tiene, además, “un componente de durabilidad: cuando se rompe, se puede arreglar y lo puedes conservar para siempre”.