231 Front Street, Lahaina, HI 96761 info@givingpress.com 808.123.4567

Negocios triunfadores gracias a sus parejas fundadoras

Alcanzar el éxito tras un negocio no se trata de una tarea sencilla, y una vez logrado, mantenerlo no es distinto. Todo requiere de una gran inversión de dedicación, esfuerzo, en lo que se pasa por momentos que son sumamente delicados que podrían poner bajo una gran prueba el carácter de quienes están invirtiendo su vida en ello. Pero si además de todo ello, hemos decidido alzar nuestro emprendimiento acompañados de nuestra pareja, posiblemente pensemos que todo sería un poco más difícil, pero si existen parejas que han triunfado en los negocios

Mirándolo de manera objetiva, esta es una aventura que se puede tornar más complicada, compartir vida personal y laboral puede llegar a convertir las cosas en mas intensas, pero tampoco se trata de una tarea imposible, y un ejemplo de ello es que se puede encontrar dentro del mundo empresarial varias referencias de parejas que han logrado triunfar en sus negocios.

A continuación, te invitamos a que conozcas algunas parejas que han conformado empresas familiares, donde el hecho de ser parejas es lo que ha sido esa gran pieza clave para el éxito, razón por la que han sido capaces de triunfar juntos dentro y fuera del mundo de los negocios.

La primera esta conformada por la pareja Tous – Oriol

Para muchas personas el hecho de pensar en una pareja metida de lleno a sus negocios, lo primero que se les viene a la cabeza es este dúo. Y es que la historia de su empresa tiene su inicio con Salvador Tous Blavi y Teresa Ponsa Mas mientras transcurrían los años 20 del siglo pasado, cuando decidieron abrir un modesto taller en donde se reparaban relojes ubicado en la localidad de Manresa, al que poco a poco se le fue dando paso hacia la joyería. Una vez llegado 1965, un joven Salvador Tous Ponsa, quien es el hijo de los fundadores, se une a Rosa Oriol Porta para convertirse en el relevo del negocio familiar, y de esta manera poder crear un nuevo lenguaje dentro del mundo de la joyería, todo debido a la conjunción de sus talentos.

Cuando la década de los 70 hizo su aparición, Rosa decide instalar un pequeño taller de joyería en la trastienda, en el mismo se dedica a la personalización de joyas pertenecientes a sus clientes, a fin de brindarles un moderno toque para actualizarlas y con ello reflejar los gustos de lo que serían las nuevas generaciones. Pero esta vocación de creadora no se quedó allí, ya que años más tarde, hace su aparición el Oso de Tous, el cual se convirtió en el icono de la marca, coincidiendo con los primeros pasos que la empresa daba hacia la expansión nacional.

Una vez que va llegando el final de la década de los 80, las hijas del matrimonio fueron incorporándose a la empresa hasta que en 1992 sus cuatro hijas ya ocupaban cargos dentro de la empresa Joyeria Tous SA. La primera tienda en Barcelona fue abierta en 1989 con lo que logran un rotundo éxito. En 1996 logran ubicar su primera tienda en Japón. En el año 2000, la empresa apuesta por la diversificación del negocio creando accesorios adaptados a la moda y fragancias, que triunfaron, algunos de ellos pasaron a ser un clásicos de la moda textil.

Otra de las parejas que resalto en el mundo de los negocios fue la creadora de la firma Pipas Facundo (Facundo Blanco SA).

Durante 1944, fecha que coincide con el matrimonio de Lola y Facundo, vio la luz la empresa familiar que se dedicaba a la fabricación y venta de frutos secos en el trastero de su tienda de ultramarinos. Durante la década de los 50, esta pareja le fue dando forma a su negocio, para ello deciden acudir a Ferias del Campo acompañados de su burro, cosa que causó furor en el entorno, convirtiéndose en una de las primeras formas de marketing en la época. Para su negocio deciden importar una de las primeras máquinas de envasado procedente de Alemania y con ello inician la fabricación de pipas tostadas, cacahuetes repelados, pipas aguasal y pipas de calabaza.

Para el final de los años 60, pueden retirarse del trastero para trasladarse a una nave en la periferia de Palencia, en la misma contaban con modernas instalaciones para la realización de todo el proceso productivo, a lo que adicionan la fabricación de pistachos. A finales de los 70 desarrollan una red de distribución propia de todos sus productos para la zona de Palencia y Valladolid. Los Girasoles S.A. Continúan fabricando nuevos productos de aperitivo, hasta que a finales de los 80 falleció Facundo. Pocos años después, Lola recibe la medalla del mérito al trabajo del Gobierno de España.