231 Front Street, Lahaina, HI 96761 info@givingpress.com 808.123.4567

Invertir en un instituto de inglés

El inglés se ha convertido a una velocidad impresionante en el idioma que se utiliza comúnmente para comunicar cualquier necesidad en otro idioma alrededor del mundo. Este idioma es de mucha utilidad al viajar, al interactuar con personas en línea o en persona, cuando buscamos conocer una cultura nueva, hacer amigos y hasta concretar nuevos negocios. Para quienes son  emprendedores con alguna actividad relacionada con el inglés, no hay mejor opción que abrir un instituto de que imparta dicho idioma, el cual puede estar orientado a niños o adultos, dependiendo del lugar donde se vaya a ubicar la sede, cuál será su metodología y los profesores encargados de impartir el conocimiento.

Un excelente ejemplo de un instituto que ha tenido éxito y se ha expandido a lo largo del mundo, es kidsandus, empresa que se dedica a la enseñanza del inglés a los niños desde temprana edad, hasta la adolescencia, ofreciendo una educación completa y dinámica que prepara a estos jóvenes y adultos para cualquier actividad y experiencia que se presente en sus vida.

Pero si lo que deseas es abrir un instituto de inglés, debes primeramente hacer el registro correspondiente ante los organismos gubernamentales necesarios. Estas instituciones pueden controlar el aspecto económico de la escuela, así como la habilitación del instituto por parte del Ministerio de Educación del país donde decidas abrir.

La habilitación por parte del Ministerio de Educación no es necesaria u obligatoria en todos los países, aunque ofrece un nivel de prestigio en comparación a otras instituciones, haciendo que todos tus alumnos sean reconocidos, valorando los conocimientos en el mercado laboral.

Posteriormente debemos pensar en el local donde queremos establecernos como instituto. Es una excelente oportunidad para quienes quieren iniciar un negocio diferente que sea rentable sin importar en qué parte del mundo te encuentres, ya que el inglés mueve al mundo en la actualidad.

Así mismo, debes tener un espacio con varias habitaciones o salones para dar las clases, así como un lugar que reciba a quienes pregunten por los servicios ofrecidos. También el local debe contar con sanitarios adecuados y ajustados a la cantidad de gente que estará en el instituto, por otro lado, un espacio para almacenar material didáctico y mobiliario de los salones. También se debe contar con todo el equipamiento o herramientas como pizarras, marcadores, sillas, mesas, escritorios, estanteria, libros de estudio y lecturas propias del instituto y demás equipos que faciliten el aprendizaje, los cuales deben adaptarse a las edades de las clases.

Para los niños por ejemplo, se debe decorar los salones con colores alegres, así como agregar elementos que capten la atención e inviten a los mismos a comprender y querer pasar tiempo en clase. Cuando se habla de clases para adultos, los salones deben ser con colores claros y mesas adaptadas, que permitan la máxima concentración y el mejor aprendizaje en cada clase. Al abrir un instituto también se debe considerar cuál es la meta que desea la institución con cada estudiante, elaborando y perfeccionando planes de estudio que se enfoquen en obtener el mejor resultado. Así mismo, se debe concretar con los profesores y asesores cuales serán las metodologias a aplicar, mecanismos de enseñanza y niveles que deberán estudiarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *