231 Front Street, Lahaina, HI 96761 info@givingpress.com 808.123.4567

Hacer una buena selección de nuestro socio económico del zodiaco podemos forrarnos en dinero

Esta es una información que resulta sumamente importante y es que debemos tener un conocimiento acerca de la compatibilidad de los signos como la de piscis y géminis y de esta manera poder asociarnos para llegar a montar un negocio productivo. No todos llegamos a ser buenos socios ya que cada horóscopo cuenta con características que le son propias y no iba a ser distinto con el trabajo.

ARIES: este es un socio seguro. Son analíticos y rápidamente harán un estudio de mercado para comprobar si el negocio será rentable o no. Este es un signo ambicioso, autoritario, muy trabajador y bastante exigente, por lo que son los primeros en llegar a la oficina y los que más duro trabajan. Será un excelente socio para Leo, Capricornio, Escorpio.

TAURO: es un socio con el que va bien por lo que el dinero llegará. Tienen muy buen olfato para los negocios, son trabajadores, responsables, con mucha capacidad para enseñar y ayudar. Son ambiciosos aunque no son egoístas, comparten sus ideas poniéndolas al servicio de todos. Se asocia positivamente con: Libra, Piscis y Leo.

GÉMINIS: esta es una buena elección siempre que seamos buenos administradores y pongamos límites. El orden ellos no se la llevan de la mejor manera aunque llevan una buena contabilidad. Es muy trabajador, rápido, y con mucha capacidad de trabajo. Llega a hacer una buena asociación con signos controladores como: Acuario, Capricornio y Virgo.

CÁNCER: este será un buen socio si nosotros somos analíticos y controladores. La palabra se les da muy bien y son versátiles. Cáncer se asocia muy bien con Cáncer: Piscis y Sagitario.

LEO: llega a ser un buen socio por lo que se asegura muy bien sobre la viabilidad de “su” futuro negocio y sobre la seriedad de su socio. Al momento de firmar algún contrato se fija detalladamente en lo que va a invertir y ganar, siendo esto fundamental para ellos. Tienen dotes de mando y conocen muy bien como organizar una empresa. Sería buen socio para Aries, Capricornio, Libra, Piscis y Tauro 

VIRGO: es el socio perfecto si somos impetuosos y arriesgados. Son buenos comerciales y tienen buen olfato. Virgo suele ser muy meticuloso, controlador, y personalmente haría un buen estudio de mercado y de rentabilidad. Virgo resulta un gran negociador. Llegan a hacer una asociación exitosa con Géminis y Acuario.

LIBRA: son excelentes socios. Serios, se implican totalmente, hacen un buen estudio antes de adentrarse en un negocio y sólo lo hacen si les aseguran que van a ganar dinero. Haría un buen tándem con Acuario, Capricornio, Tauro, Piscis y Leo.

ESCORPIO: es un signo infalible en los negocios. Cuenta con un olfato perfecto, por lo que con él nos llenamos de dinero. Es calculador, tiene un instinto tan fino, que no nunca fallará en los negocios. Es intuitivo y seguro. Si llegas a tener la suerte de encontrar un Escorpio, tómalo para ti. Se asociaría excelentemente con Aries, Leo y 

SAGITARIO: es buen socio ya que tienen muy buen olfato para los negocios, son instintivos, trabajadores, y buenos comerciales, creativos y le caen bien a la gente, por lo que que convencen. Se asocian positivamente con: Piscis, Cáncer y Leo.

CAPRICORNIO: son lo más fiables del Horóscopo. Analizan detalladamente los temas, estudian todas las probabilidades y la rentabilidad. Saben estructurar una empresa y son previsores. Sería un buen socio para Escorpio, Aries, Libra, Acuario.

ACUARIO: cuenta con una gran visión de futuro, porlo que tienen muy buen olfato para los negocios y no se equivocan. Es decidido y analiza bien el mercado, son muy trabajadores aunque nosotros debemos ser la parte administrativa y controlar las finanzas, porque a Acuario no le agrada mucho. Hace buena asociación con Géminis, Virgo, Libra y Capricornio.

PISCIS: es conciliador y un buen divulgador. Tienen suerte en los negocios y se pueden asociar tranquilamente con Leo, Cáncer y Sagitario, con otro Piscis no sería buena idea, ya que no controlaría todo lo que se debe controlar y el futuro del negocio podría ser un desastre.